Publicaciones

Consejos para comer fuera de casa

Estar a dieta no significa tener que renunciar a tu vida social. Puedes salir a comer fuera de casa sin que eso eche a perder el esfuerzo que estás haciendo. Solo tienes que seguir unos sencillos consejos.

Rocío Práxedes. Dietista-Nutricionista

  • Toma un buen vaso de agua mientras esperas el menú. El líquido ocupará un volumen en tu estómago, que te ayudará a comer menos después.
  • Opta por primeros platos ligeros, como las ensaladas, y pídela sin aderezos, así puedes controlar la cantidad de aceite que añades.
  • Come menos cantidad de los platos más calóricos,  o bien, conviértelos en plato único.
  • Opta por pedir medio menú (1 plato, pan, bebida y postre).
  • Si en la comida hay aperitivos, elige mejillones al vapor, tellinas, pepinillos en vinagre… aportan muy pocas calorías.
  • Otra solución sería pedir un plato combinado de pescado o carne magra (con poca grasa), acompañado de parrillada de verduras, un poco de pan y una fruta.
  • El bocata también puede ser una correcta elección, unos 60-80g de pan, con atún y olivas, o jamón cocido y queso fresco, tortilla francesa con verduras, jamón serrano y tomate, anchoas y queso fresco, lomo con tomate natural, o pechuga con tomate natural y lechuga… como ves hay mucho dónde elegir.
  • Mejor elegir elaboraciones sencillas (plancha, parrilla, horno), a preparaciones con salsas, nata, etc., o al menos pedir que te sirvan las salsas aparte, así controlas cantidad.
  • Cambia las patatas fritas por una guarnición vegetal (ensalada verde, pimientos del piquillo, champiñones…).
  • Escoge fruta fresca, macedonia de frutas, compotas o postres de leche desnatados. Reserva para ocasiones especiales los postres más calóricos.
  • Para acompañar las comidas,  toma una pequeña cantidad de pan, una o dos rebanadas, de dos dedos de grosor.
  • En cuanto a la bebida, el agua, es sin duda, la elección más saludable. Utiliza otras bebidas ocasionalmente.
  • Si tienes costumbre de tomar una taza de café o infusión después de comer, pídela sin azúcar, la puedes endulzar con edulcorantes sin calorías (sacarina, aspartamo, ciclamato).
 

Evita el consumo de:

  • Carnes grasas
  • Quesos grasos
  • Embutidos
  • Mantequilla
  • Salsas con nata
  • Productos con aceite de palma o coco

Disminuye el consumo de:

  • Carnes rojas
  • Vísceras

Consume preferentemente:

  • Pescados
  • Legumbres sin tropezones de embutidos
  • Verduras
  • Ensaladas aliñadas con un poco de aceite de oliva
  • Pasta sin salsas y controlando la cantidad de queso
  • Arroces
  • Bocadillos o pincho a base de verduras o pescado (atún, boquerones, sardinas…)
  • Frutas o lácteos desnatados como postres

Muy importante:

No te saltes ninguna comida, si piensas que comerás o has comido demasiado, es preferible reducir cantidades y mantener todas las ingestas del día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − cinco =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies